Press "Enter" to skip to content

La protesta de los agricultores llega a Westminster

Londres, 25/03/2024
La caravana de tractores circulando alrededor de Parliament Square, dió un panorama claro del mal estado de la agricultura británica.

Lo mismo se podría decir de la escena que recibieron los parlamentarios que miraban desde sus oficinas, cuando más de un centenar de vehículos agrícolas, con luces cegadoras y bocinas ensordecedoras, protagonizaron una de las protestas más ruidosas que Westminster haya presenciado.

Empujados por el efecto ruinoso que las importaciones baratas están teniendo en sus negocios, los agricultores esperaban paralizar la capital, como lo han hecho los agricultores franceses en París en los últimos meses.

Lo que quizás no se hayan dado cuenta es que en Londres, el tráfico avanza lentamente a la velocidad de un tractor en un carril rural, lo que significa que no hicieron mucha diferencia en el atasco normal de las horas de punta .

Los agricultores en la protesta mencionaron el hecho de que el Gobierno está pagando a los agricultores para que cultiven flores silvestres en campos muy fértiles.

Además, los ciudadanos ingleses son más respetuosos de la ley que en Francia, por lo que los tractores llegaron a las 18.00 horas, tal como dictaba la policía, y no hubo bloqueos de carreteras con fardos de heno.

El señor Gibson, de 43 años, explicó por qué los agricultores como él han llegado al límite de sus fuerzas:

“A los agricultores de este país les encanta producir alimentos de alta calidad para la gente, tenemos los estándares más altos del mundo, somos los mejores del mundo en hacerlo”, dijo. “Pero hacer eso es costoso, y en lugar de apoyar a los agricultores británicos, el Gobierno permite importaciones baratas, producidas utilizando productos químicos y métodos que están prohibidos aquí.

“Quieren que nos convirtamos en productores con bajas emisiones de carbono para cumplir sus objetivos ecológicos, pero lo están haciendo deslocalizando la producción de carbono a otros países. Es simplemente ilusorio”.
Los grupos que organizaron la protesta dicen que las importaciones de alimentos baratos y las políticas poco solidarias ponen en riesgo la seguridad alimentaria del Reino Unido.

Gibson y su hermano Jeff son la quinta generación de su familia que cultiva su parcela de102 hectareas cerca de Canterbury (a cuatro horas en tractor), pero teme que sean los últimos.

“Somos una explotación mixta, con ganado vacuno, cerdos, patatas, cereales y una tienda agrícola”, afirma, “pero en este momento vendemos cereales por debajo del coste de producción. No pedimos subvenciones, sólo queremos igualdad de condiciones. Trabajo 70 horas a la semana, seis días a la semana, pero si el gobierno no toma medidas drásticas contra estas importaciones baratas, vamos a cerrar el negocio”.

Como muchos otros agricultores en la protesta, menciona el hecho de que el Gobierno está pagando a los agricultores para que cultiven flores silvestres en campos muy fértiles “lo que no contribuye precisamente a la seguridad alimentaria”.

Pasando por Whitehall, se ven a personas que sostienen carteles que dicen “Sin agricultores, no hay comida”

Richard Yeoman, de 39 años, un administrador de una granja de Eastbourne que con sensatez tomó el tren a Londres, dice que el dueño de su granja tiene que pagarle con sus ahorros porque las 100 vacas y las 1.500 ovejas de la granja no están generando ganancias.

“Trabajamos para nada”, afirma. “Mi gobernador me paga de su propio bolsillo porque no gana dinero. El Gobierno dijo que ayudaría a los agricultores cuando saliéramos de la UE, pero no ha hecho nada. Si esto continúa, el terreno simplemente se venderá para viviendas y eso será todo”.

Seguridad alimentaria en riesgo
Steve Bell, de 39 años, que tiene una granja orgánica en Hellingly, East Sussex, con 50 cabezas de ganado vacuno, sólo quiere que el público aprecie lo que hacen y compran los agricultores británicos.

“Somos orgánicos, somos una granja regenerativa e intentamos vender nuestra carne localmente”, dice. “Tenemos los medios para producir buenos alimentos aquí, pero las importaciones nos están socavando porque es más caro producir alimentos de buena calidad según los estándares que se esperan de nosotros. Sólo quiero que la gente entienda eso y lo mantenga británico”.

Save British Farming y Fairness for Farmers of Kent, que organizaron la protesta, dicen que las importaciones de alimentos baratos y las políticas poco solidarias ponen en riesgo la seguridad alimentaria del Reino Unido.
Los agricultores permanecieron en la capital hasta bien entrada la noche.

Aparte de Francia, ha habido protestas similares en Grecia, Alemania, Portugal y Polonia contra las regulaciones de la Unión Europea y las importaciones baratas.

En la conferencia NFU del mes pasado, el Primer Ministro Rishi Sunak dijo a los agricultores: “Yo los respaldaré”, mientras describía los planes del Gobierno para impulsar la seguridad alimentaria del Reino Unido.

Pero la fundadora del grupo de campaña Save British Farming, Liz Webster, dijo: “Las encuestas muestran que el público respalda la agricultura y los alimentos británicos y quiere mantener nuestros altos estándares alimentarios y apoyar a los productores locales.

“Necesitamos un cambio radical de política y una salida urgente de estos terribles acuerdos comerciales que diezmarán los alimentos británicos”.

Copyright © 2024 ElCanillita.info / BlogDiario.info / SalaStampa.eu, servicio mundial de prensa

error: Content is protected !!

* 21 *