Press "Enter" to skip to content

Un juego electoral transformado en suicidio politico

París, Lunes 10 de junio de 2024

La decisión del presidente Macron de convocar elecciones parlamentarias dejó a los comentaristas franceses perplejos ante lo que uno describió como un acto de suicidio político.

A primera vista, Macron está abriendo la puerta a un gobierno liderado por la derecha populista de la Agrupación Nacional, que había prometido reducir a ruinas cuando llegó al cargo en 2017.

Tras haber triunfado en las elecciones europeas del domingo, la Agrupación parece bien situada para hacerse con el control del Gobierno de Francia en la doble vuelta de los comicios parlamentarios de finales de este mes y principios del siguiente.

La perspectiva de que Francia tenga un primer ministro populista de derechas cuando organice los Juegos Olímpicos este verano es ahora real.

Sería la primera vez que la derecha dura gobierna el país desde que el mariscal Philippe Petain colaboró con los nazis durante la Segunda Guerra Mundial.

Encuentro de Henry Philippe Petain con Adolf Hitler en 1940

Los menores de 30 años tiran de Europa hacia la derecha

Aún no está del todo claro quién se convertiría en primer ministro en caso de victoria de los demócratas. Las apuestas en París apuntan a que sería Jordan Bardella, de 28 años, que lideró la campaña electoral europea del movimiento. Marine Le Pen, cabeza visible del partido e hija de su fundador Jean-Marie, un negacionista del Holocausto con múltiples condenas por incitación al odio racial, podría hacerse a un lado para concentrarse en su campaña para las elecciones presidenciales de 2027, predicen los comentaristas.

La pregunta que acecha es por qué Macron decidió convocar las elecciones cuando los sondeos de opinión indican que su partido tiene todas las posibilidades de perderlas.

Alain Duhamel, uno de los comentaristas políticos más experimentados de Francia, sugirió que la crisis política en Francia es tan profunda que se quedó con pocas opciones.

Macron, de 45 años, perdió la mayoría absoluta en la Asamblea Nacional en las elecciones parlamentarias de 2022, sólo unas semanas después de ganar un segundo mandato.

Los dos últimos años han sido dolorosos para el jefe de Estado centrista que una vez prometió que sería un presidente al estilo de Júpiter. Ha tenido dificultades para aprobar leyes en el Parlamento, lo que le ha obligado a utilizar procedimientos de guillotina que han enfurecido a sus oponentes.

Mientras que antes tenía una clara agenda proempresarial, en los últimos meses ha parecido vacilante, inseguro sobre cómo hacer frente al empeoramiento de la economía.

La decisión más importante de su segundo mandato, reformar el sistema público de pensiones, fue recibida con protestas masivas el año pasado. A éstas siguieron disturbios tras la muerte de un adolescente por disparos de un agente de policía en los suburbios de París.

Los asesores de Macron dicen que las elecciones parlamentarias anticipadas aclararán una situación política complicada, dejando a los votantes con una dura elección entre su bando centrista y los populistas de derechas.

Comparan a Macron con el general Charles de Gaulle, que convocó elecciones anticipadas en 1968 tras la revuelta estudiantil. En aquel momento, el general dijo a los franceses que podían elegir entre él y la agitación de la izquierda radical. Ahora es probable que Macron sugiera que la opción está entre sus centristas y el caos de la derecha dura.

Algunos analistas, sin embargo, creen que sus cálculos son más maquiavélicos. Una teoría es que espera forzar a los republicanos de centro-derecha a llegar a un acuerdo con su bando centrista para mantener el mitin fuera del poder.

El partido podría ganar las elecciones, pero le costaría formar gobierno sin un socio de coalición.

Sin embargo, en París circula otra teoría. Algunos comentaristas afirman que Macron podría estar apostando a que si la coalición gana las elecciones y se encuentra dirigiendo el país en un momento de crisis, su popularidad caerá en picada antes de 2027, cuando Francia elegirá a su nuevo presidente.

Creen que Macron calcula que es la mejor manera de impedir que Le Pen le suceda dentro de tres años, cuando él no pueda presentarse a un tercer mandato.

Copyright © 2024 ElCanillita.info / BlogDiario.info / SalaStampa.eu, servicio mundial de prensa

error: Content is protected !!

* 54 *