Press "Enter" to skip to content

Giro en U de Erdogan en su intento de imponer la alcaldía a los kurdos

Miércoles 3 de abril de 2024

El presidente Erdogan se ha visto obligado a dar un giro de 180 grados después de que las protestas contra la destitución de un alcalde kurdo en el este de Turquía amenazaran con extenderse por todo el país.

Las fuerzas de seguridad dispararon gases lacrimógenos y cañones de agua contra los manifestantes el martes por la noche después de que Abdullah Zeydan, que ganó el 55 por ciento de los votos en la ciudad de Van en las elecciones locales del domingo, fuera reemplazado por Abdulahat Arvas del Partido AK de Erdogan, que recibió el 27 por ciento del resultado. También hubo violencia en las ciudades cercanas de Hakkari, Batman, Siirt y Bitlis, así como en Adana, en el oeste de Turquía.

Las tiendas cerraron en protesta en Van el miércoles, y los manifestantes desafiaron una prohibición de 15 días sobre marchas, protestas y reuniones para salir a las calles nuevamente junto con funcionarios del partido Igualdad y Democracia de los Pueblos (DEM) de Zeydan y otros bloques de oposición. Poco antes de las 19.00 horas, la Junta Electoral Superior anuló su decisión y volvió a nombrar a Zeydan para el cargo.

En las redes sociales, Zeydan dijo que la decisión fue el resultado de “la resistencia del pueblo kurdo, de nuestros amigos y de la opinión pública democrática”.

El partidario de Abdullah Zeydan se suma a las manifestaciones contra su destitución

La retirada es otra derrota para Erdogan después de que el AKP sufriera su mayor pérdida en sus 22 años en el poder el domingo, cuando el opositor Partido Republicano del Pueblo (CHP), el principal partido secularista, obtuvo la mayor parte de los votos en el país y derrocó al AKP de algunos de los núcleos más acérrimos de Erdogan.

El CHP también retuvo Estambul y Ankara, que Erdogan esperaba recuperar, además de tomar la mayoría de las otras grandes ciudades. El partido también obtuvo la mayoría de escaños en el concejo municipal de Estambul gracias a victorias indecisas en algunos de los distritos más conservadores. El AKP está desafiando las victorias del CHP en los distritos de Beykoz, Gaziosmanpasa, Pendik y Uskudar en Estambul, en un aparente intento de recuperar el control del consejo. Las peleas estallaron durante un acalorado recuento en el distrito de Gaziosmanpasa el miércoles.

Abdulahat Arvas, izquierda, candidato respaldado por el presidente Erdogan, derecha, reemplazó al alcalde destituido

Erdogan y sus partidarios acusan al DEM, que es la última versión de un partido repetidamente proscripto que ganó la mayoría de las ciudades y distritos en el este de mayoría kurda, de tener vínculos con el PKK, una organización separatista kurda prohibida. En los meses posteriores a las últimas elecciones locales de 2019, todos los alcaldes kurdos electos fueron destituidos de sus cargos y reemplazados por administradores designados por el gobierno.

El gobernador de la cercana ciudad de Bitlis también impuso una restricción de 15 días a las protestas y prohibió a cualquiera entrar o salir de las zonas con el fin de manifestarse. En el distrito Pervari de Siirt, donde hubo intercambios de disparos, se impuso un toque de queda total a la 1:00 AM de la madrugada del miércoles.

Menos de 48 horas antes de que estallara la violencia, Erdogan había adoptado un tono conciliador en su discurso tras los resultados de las elecciones, diciendo a sus seguidores frente a la sede de su partido en Ankara que los resultados serían respetados y que su partido aprendería de sus errores y “renovaría ”antes de las próximas elecciones nacionales de 2028. Sin embargo, parece estar volviendo a su ya usado manual de anulación de resultados poco convenientes.

La junta electoral también denegó el certificado de cargo a Ekrem Imamoglu, alcalde de Estambul del CHP, después de su primera victoria en 2019. Esas elecciones se repitieron e Imamoglu volvió a ganar con una mayoría aumentada.

El martes por la noche, Ozgur Ozel, líder del CHP, emitió un comunicado criticando la decisión de negarle a Zeydan la alcaldía y nombró una delegación del partido para visitar Van. Selahattin Demirtas, el líder kurdo encarcelado desde 2016, instó a Erdogan a “volver a un marco de diálogo y confianza mutua”. Dijo que los acontecimientos en Van no se correspondían con sus comentarios de la noche de las elecciones y añadió: “La nación está esperando que usted llame a detenerse”.

Se desplegaron agentes de policía en la ciudad de Van

La violencia en el sureste fue la peor desde 2015, cuando se desmoronó un proceso de paz entre Ankara y el PKK y estallaron enfrentamientos en el corazón de las ciudades kurdas. Durante el año siguiente, decenas de distritos fueron sometidos a toque de queda militar mientras las fuerzas de seguridad se involucraban en feroces combates urbanos con los militantes.

En algunas zonas distritos enteros quedaron arrasados y más de 6.000 personas murieron. Turquía también lleva a cabo operaciones militares regulares contra el PKK y grupos asociados en los vecinos Irak y Siria, y el mes pasado firmó un acuerdo de seguridad con Bagdad, que también prohibió al grupo.

Copyright © 2024 ElCanillita.info / BlogDiario.info / SalaStampa.eu, servicio mundial de prensa

error: Content is protected !!

* 54 *